El año 2020 y la importancia de las nuevas formas

Nuestro panorama astrológico actual cuenta con la presencia de Plutón en Capricornio desde el año 2008 hasta el año 2024. En este signo, que habla de “finales y perfección”, seguirá destruyendo las formas que hemos construido como sociedad durante los últimos 35 años.

Su conjunción con Saturno ha terminado de modificar nuestra realidad trastocando “Tiempo y Formas”, los dos elementos que nos dan seguridad y sentido de realidad.

Por último, la entrada de Saturno en Acuario y la presencia de Urano en Tauro indican que la energía está disponible para las “nuevas formas”.

En estos últimos años pudimos observar estos importantes cambios:

  1. Se han desorganizando las formas que dieron coherencia a nuestro mundo; sistemas políticos y económicos e instituciones religiosas, educativas y sociales vienen siendo tocados por esta realidad.
  2. Los humanos vamos reconociendo que la Vida es un permanente movimiento entre estabilidad, destrucción y creatividad.
  3. En este marco de cambios profundos, nuestro sentido de realidad y seguridad se tambalea y nos aferramos a seguir desarrollando la vida dentro de la “permanente estabilidad” de las formas. No aprendimos aún a vivir en consonancia con el flujo vital. Y esto tiene su historia.

Como explica Eugenio Carutti en Inteligencia planetaria, en nuestra evolución nos construimos y construimos nuestro mundo alrededor de un centro. Para sobrevivir como especie aprendimos a formar “burbujas protectoras” con un centro que tiene que expandirse. Este es nuestro formato como personas, familia, tribu, territorio, país, continente. Formas centradas, definiendo un borde donde todo lo excluido es “peligroso” y debe quedar afuera.

En medio de estas formas se desarrolló nuestra inteligencia tecnológica que hizo posible que nuestras “formas construidas” viajen por el Cosmos pero que no se desarrolló en la misma medida en nuestro mundo relacional.  La inteligencia tecnológica funciona en base a lograr que el deseo se cumpla a partir de tomar la materia y modificarla. Hemos trasladado ese formato a nuestras relaciones y así construimos a los otros (papá, mamá, hijo, pareja, jefe) y a nuestro vínculo con ellos.

Necesitamos encontrar, desarrollar y aprender nuevas formas de relacionarnos con nosotros mismos, con nuestros semejantes, con la materia, con nuestro planeta, con la Naturaleza, con el dinero, etc. Formas de relación con contenido. Sustentables y creativas.

AstroFormas es un ESPACIO para experimentar la construcción de estas nuevas formas con los recursos que contiene la propia Carta Natal.

Consultá por nuestros talleres